Salamanca Guía Práctica

El tiempo hoy en Salamanca

el tiempo
-4/8º Intervalos nubosos
1% posibilidad de lluvia
Ver la previsión del tiempo en Salamanca

Busca el tiempo en tu ciudad

Salamanca es una ciudad para dejarse llevar por el ritmo que imponen sus calles y su alegría. Un pasado dorado con calles flanqueadas de soberbios monumentos. Le otorgo el merecidísimo nombramiento por la UNESCO, de Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Guía turística de Salamanca.

Cómo llegar a Salamanca:

Se puede llegar por vía aérea, ya que Salamanca dispone de un pequeño aeropuerto, el de Matacán, situado a 17 kilómetros de la ciudad. Por carretera, la N-630 es la vía heredera de la antigua Ruta de la Plat, que desde Gijón, pasa por León, Zamora, Salamanca y Cáceres hasta llegar a Sevilla. En ten, existen conexiones de ferrocarril a las principales ciudades de la Península.

Dónde comer en Salamanca:

En Salamanca los establecimientos donde tomarse un café, unos vinos o unas tapas forman una lista verdaderamente interminable. La razón es que a los salamantinos le encanta pasear por la mañana y por la tarde y la buena conversación entre amigos. Así pues, la capital posee una larguísima oferta de bares de tapeos y de copas. Entres sus zonas más emblemáticas, la ruta más tradicional es la Calleja, nombre popular que recibe la calle Ventura Aguilera, situada junto a la Plaza Mayor, la ruta se sigue por la calle Clavel hasta plaza Sexmeros y desde aquí podéis recorrer los bares con el mejor ambiente, tapas y vinos, en la Gran Vía.

Qué comer en Salamanca:

Gastronomía típica de Salamanca: en toda la ciudad salamanquesa puede adquirirse y desgastarse excelentes productos gastronómicos. La cocina mas típica se caracteriza por la sencillez, entre sus platos más típicos se encuentran: la chafaina, como la paella admite múltiples ingredientes, el hornazo de larga tradición (una especie de empanada) el calderillo es un guiso de carne y vaca, el picadillo, las sopas de ajo, el cocido salmantino, pero quizás sea los asados los platos más renombrados de Salamanca. La herencia vitícola ha dejado vinos elaborados tradicionalmente de alta calidad, como el Rufete, Aribes del Duero y el vino Triñuelo.

Qué ver en Salamanca:

Salamanca es un inmenso e incalculable tesoro. Sus rincones están llenos de monumentos, palacios, templos,  plazas y leyendas.

Monumental: la mejor forma de tomar el pulso a la arquitectura histórica de Salamanca, es tener siempre como referencia la Plaza Mayor. Entrono a la magnífica Plaza Mayor se dan cita un elenco inigualable. La plaza de Anaya, el Palacio de Anaya y la Catedral Nueva, sin olvidar la exposición leronimus y las torres medievales de la Catedral. Caminando llegareis a la Catedral Antigua y el Museo Diocesano. El Huerto de Calisto y Melibea, según la leyenda, inspiración como escenario para los amores de los dos jóvenes que se relatan en La Celestina.

Arquitectónica: la Casa Lis, es un interesante Museo de Art Nouveau. El Puente Romano, en su centro un verraco ibérico inmortalizado en el Lazarillo de Tormes. El Patio de las Escuelas, debéis admirara la bella fachada plateresca de la Universidad y acceder en su interior contemplar sus históricas aulas, la Escuela de Menores y Claustro. Rumbo a la calle Compañía, donde tenéis una ineludible en la Clerecía y Casa de las Conchas. El Palacio Monterrey e iglesia de la Purísima. Más adelante, la Casa de Unamuno, la de las Muertes y el convento de Santa Úrsula. Al final del trayecto, visitad San Esteban, y el convento de las Dueñas es dificil encontrar semejante rincón de paz y armonía absoluta.

Qué hacer en Salamanca:

Esta ciudad no solo es,  un conjunto de maravillas arquitectónicas que cautiva a todos los visitantes. Además, el entrono a la Plaza Mayor, es el espacio más fascinante de la ciudad, es como el salón de la casa de los salmantinos.

Pasear: el Patio Chico, junto a los ábsides catedralicios, es un remanso de paz y armonía. Sentarse en una de las terrazas de la Plaza Mayor y disfrutar de la panorámica que os ofrece, dejar transcurrir el tiempo presenciando el bello espectáculo, de ir y venir de las gentes.

De vinos: con la compañía siempre de sus pichos y tapas, es imprescindible ir de vinos en esta ciudad. Existen dos zonas muy recomendables la calle Van Dyck y la que de ella parten a derecha e izquierda repleta de bares muy concurridos. La otra es la ya mencionada calle Calleja, que rodea la Plaza Mayor.

Shopping: la zona donde se concentra las tiendas de artesanía típica y productos de la región, son la de las catedrales, Rúa Mayor, calle Meléndez y plaza Corrillo.  Los domingos ele centro neurálgico se desplaza al Rastro, un mercadillo al aire libre, situado en la zona del Parque de La Aldehuela, muy cerca del río Tormes. Aquí se pude adquirir plata, artesanía, antigüedades e incluso animales de compañía. 


La Plaza Mayor de Salamanca.

La Plaza Mayor de Salamanca.

El interior de la Catedral Vieja de Salamanca.

El interior de la Catedral Vieja de Salamanca.

Panorámica de la ciudad de Salamanca.

Panorámica de la ciudad de Salamanca.

La Catedral Nueva de Salamanca.

La Catedral Nueva de Salamanca.

La Plaza Mayor iluminada.

La Plaza Mayor iluminada.

La Calleja rodea la Plaza Mayor.

La Calleja rodea la Plaza Mayor.

Vídeo de Salamanca Guía Práctica

© 2017 Nicenova Consulting S.L.

Datos de contacto

  • info@quetiempo.es
  • (0034) 952 58 49 33
  • Avda. de la estación 1 , oficina 1
  • 29640 España (Málaga)
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas.;