Costa da Morte Guía Práctica

El tiempo hoy en Coruña

el tiempo
9/18º Intervalos nubosos
1% posibilidad de lluvia
Ver la previsión del tiempo en Coruña

Busca el tiempo en tu ciudad

La fachada costera de Galicia se dibuja soberbia, faros que enamoran, playas que cautivan, naturaleza que desborda y un patrimonio monumental que fascina. Un trazado romano alimentado de leyendas penetra hacia las aguas batidas del océano, al tiempo que se refugia en la tranquilidad de sus rías.

 

 

Guía Turística Costa da Morte. Costa de Galicia

 

 

Cómo llegar a la Costa da Morte:

Se puede llegar a la Costa da Morte a través del  Aeropuerto Internacional de Alvedro, A Coruña. Situado a tan sólo 10 kilómetros de la ciudad. O el Aeropuerto de Peinador en Vigo.

En tren: RENFE conecta la Costa de Galicia, a través de trenes regionales y nacionales.

Alquiler de Vehículos: En el Aeropuerto existe multitud de empresas de alquiler de vehículos. Gran parte de la Costa de Galicia se encuentra muy bien comunicada por carretera. A través de la AP-9. 

 

Dónde comer en la Costa da Morte:

La oferta gastronómica gallega la potencial calidad de sus productos. Una oferta gastronómica con una variedad y calidad excelente. La gastronomía gallega es una de sus principales ofertas turísticas. El mar aporta excelentes pescados, las rías el mejor marisco de España y la montaña las mejores carnes gallegas. Todo bien regado con los excepcionales caldos de la Ribeira Sacra.  A lo largo del litoral gallego los restaurantes, pulperías y bares exhiben un festín gastronómico. Los casco históricos bullen de tascas, don el vino Ribeiro es el protagonista, junto la caña o el vermut, acompañados del famoso pulpo á feira. El ambiente coruñés más de moda lo encontrareis entre el área de Orzán y el casco antiguo, repletos de bares y pubs. Si existe un centro neurálgico gastronómico en Santiago de Compostela, sin duda, este es el entorno a la Plaza del Obradoiro, su calle más emblemática la Rua da Raiña hasta la Travesa do Franco.

 

Qué comer en  la Costa da Morte:

La gastronomía de la Costa da Morte viaja por un mundo de delicias. En su recetario típico prima la calidad: las empanadas de carne o marisco, los quesos lucenses, tanto los de tetilla como el del Cebreiro, el famoso capón de Vilalba y el típico lacón con grelos. La despensa del mar aporta excelentes mariscos y la célebre langosta de Burela, el pulpo a la gallega, la caldeirada, el bacalao al pil-pil o la deliciosa empanada de maíz con zamburiñas. Los viñedos siembran el paisaje: vinos de altísima calidad, con Denominación de Origen Ribeira Sacra, deliciosos tintos de uva Mencía, el Chantada de las riberas lucenses del Miño, afrutados vinos blancos Albariño y Godello.

 

Qué ver y qué hacer en la Costa da Morte:

Ciudades dinámicas, rutas urbanas, riqueza histórica, playas escarpadas, paisajes de vértigo, manjares exquisitos, etc. Los ingredientes perfectos para elegir la Costa da Morte como destino turístico.

 

La Coruña: en las rías altas del Finisterre (el fin de la Tierra), en el confín occidental del Imperio romano. La ciudad antigua se extiende sobre la península unida a tierra por un estrecho istmo. Una ciudad dinámica en continua expansión, pero el casco histórico conserva el sabor de antaño, un paso de sinuosas callejas que desembocan en coquetas plazuelas. Destaca: la Torre de Hércules, un impresionante faro romano (siglo I) de 58 metros de longitud que sigue auxiliando con su luz a los barcos que cruzan la costa gallega. Sus museos, posee la mayor concentración de museos por metro cuadrado en España. Trece kilómetros de paseo marítimo y la bellísima avenida de la Marina, alineación de casas señoriales (siglo XIX) con bellas y blancas galerías en sus balcones acristalados frente a la dársena del puerto. La plaza de María Pita, unida a la calle Real, constituye el corazón peatonal de la ciudad, el mejor sitio para disfrutar de sus restaurantes y bares de tapas, siempre animadas tanto de noche como de día. Entre las playas más conocidas de la ciudad: playa Orzán, Riazor y San Amaro, esta última muy visitada por surfistas.

Santiago de Compostela: destino insigne de peregrinos. Vestigios históricos de peregrinos, ciudades, leyendas y paisajes. Con la Plaza del Obradoiro como punto de referencia: caminareis por una Santiago medieval, plagada de riqueza monumental y leyendas. La Catedral de Santiago de Compostela (1606) es la reina de la ciudad. El Pórtico de la Gloria (1188) constituye, la obra cumbre del románico europeo. La plaza del Obradoiro frente a la fachada principal de la catedral, es una de las mayores de España. El Hospital Parador de los Reyes Católicos (1510) de un bello estilo plateresco. Bordeando la catedral, el viajero encuentra sucesivamente las plazas de la Inmaculada, de Quintana y de las Platerías, un ambiente genuino de pequeños comercios y restaurantes. Para disfrutar del tapeo y sus noches, su calle más emblemática la Rua da Raiña hasta la Travesa do Franco.

Muros: debéis atravesar la carretera que conduce de Santiago a la aldea marinera de Muros, 60 kilómetros de travesía, disfrutando de los espectaculares paisajes de la costa gallega. Al pie del monte de Louro, el infinito océano y el lago de Xarfas. Cruzares por un bello puente gótico de vente arcos, dando lugar a la visión mágica de un pueblito marinero, al amparo del bravío mar. Las pintorescas casitas con balcones de madera y soportales marineros, crecen escalonadas sobre el anfiteatro natural hacia el mar y el puerto.

Camariñas: famoso por sus encajes de bolillos. Aquí podéis visitar el Museo do Encaxe y la Mostra do Encaxe, admirando la gran belleza de estos y la destreza de las mujeres al hacerlo. La iglesia de San Xurxo (siglo XVIII) y el faro son de gran belleza. Famoso es el Cementerio de los Ingleses en Camariñas. Los viejos lobos de mar saben que entre Arou y el Cabo Vilán, junto a la playa de Trece, hay una ensenado sonde han naufragado muchos barcos. En 1890 una tempestad arrastro al buque ingles Serpent y a toda su tripulación que se encuentra hoy día enterrada en este cementerio.

La Punta de Finisterre: antiguamente se creía que la Tierra era plana, la Punta de Finisterre, el lugar donde acababa la Tierra. Una franja de territorio que se adentra al mar. Más allá, se extendía un inmenso mar sin confines. Este punto occidental de Europa no ha perdido su fascinación, sentarse sobre sus rocas y contemplar la furia del mar incansable batiendo las olas sobre sus acantilados, os fascinara. Además, admirareis el monte Pindo o las cascadas de Ézaro y las islas Cée, en la mítica ruta de la Costa da Morte.

Malpica de Bergantiños: entre la Coruña y el Cabo de Finisterre se encuentra la Costa de la Muerte, aguas bravas y turbulentas de las que el puerto de Malpica se defiende con una gran muralla de hormigón. Una estampa única de casitas de pescadores agrupadas sobre la roca,  como nidos, calles bellas y laberínticas. De madrugada los lobos de mar vuelven de la pesca , la sirena anuncia la llegada de los barcos y destella las luces amarillas de la lonja , dando lugar a la subasta, todo un espectáculo digno de presenciar.


La Punta de Finisterre. Costa da Morte. Galicia.

La Punta de Finisterre. Costa da Morte. Galicia.

La Catedral de Santiago de Compostela.

La Catedral de Santiago de Compostela.

La aldea marinera de Muros. Galicia.

La aldea marinera de Muros. Galicia.

Costa da Morte Guía Práctica.

Costa da Morte Guía Práctica.

La Torre de Hércules. La Coruña.

La Torre de Hércules. La Coruña.

Malpica de Bergantiños. Situado entre la Coruña y el Cabo de Finisterre.

Malpica de Bergantiños. Situado entre la Coruña y el Cabo de Finisterre.

Vídeo de Costa da Morte Guía Práctica

© 2017 Nicenova Consulting S.L.

Datos de contacto

  • info@quetiempo.es
  • (0034) 952 58 49 33
  • Avda. de la estación 1 , oficina 1
  • 29640 España (Málaga)
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para asegurarte una mejor experiencia. Al usar nuestro servicio, aceptas el uso de las mismas.;